Dorado
13 Dec, Thursday
84° F
TOP

La rivalidad femenina en el siglo 21

 Siempre he sido una persona con buena intuición y buenísima “leyendo” a las personas o captando sus “mensajes” tergiversados. No sé, simplemente lo intuyo y el tiempo me da la razón. A veces la rivalidad viene en todo tipo de tamaños y formas; en ocasiones muy directo y en otras un poco más nebuloso. Lo he vivido en carne propia en la escuela cuando más pequeña, en el trabajo (lamentablemente) y hasta en mi propio ‘hobby’ de bloguear. 

En la escuela, en vez de conocerme preferían juzgar mi seriedad. En el trabajo, siempre daba dos millas extra que eventualmente terminaban siendo recompensadas y eso no era visto bueno por quienes no lo hacían. En mi “hobby” pude notar que las personas que me trataban amistosamente se iban distanciando justo al mismo tiempo que otros “colegas” se quejaban del contenido de su competencia.

Lo que me trae hablar de la rivalidad, la rivalidad femenina. ¿Por qué femenina? Porque hasta el momento es el que he podido identificar en el transcurso de mi vida. Como suelo decir, ‘que no me afecte y que siga haciendo las cosas como siempre, con amor, no significa que no me de cuenta’. El problema es subestimar a tu opositor. 

Pero, ¿por qué no me afecta? Porque siempre me he visto como mi única competencia y hasta suena absurdo porque no compito ni conmigo. Le pongo empeño a mis labores porque es mi responsabilidad y hago lo que hago porque me gusta, me satisface.

Hoy día es muy difícil lograr encontrar genuinidad en los escritos de los blogs y sentir a través de una pantalla la pasión con la que se escribe cada palabra. Y es que a diferencia de muchos otros, este espacio comenzó con un trabajo universitario. Luego comprendí que era el lugar idóneo para poder compartir con el mundo mis pasiones mientras no tuviera un trabajo donde desarrollarlas.

Siempre he trabajado esta plataforma como un lugar de “despojo” pero lo tomo tan enserio como mi trabajo regular, en cuanto a calidad se refiere. Porque para quienes no lo sepan o aun lo dudan, esto es un trabajo y toma el mismo o quizás más tiempo de uno “tradicional”. 

Pero volviendo a la raíz de este escrito, lo que quiero  decir es que en este mundo siempre va a ver mucha negatividad y rivalidad. Lo importante siempre es que si tu base está firme, tu carácter es fuerte y tu esencia no cambia, no habrá nada ni nadie que pueda afectar tus proyectos. 

 

Les comparto estos consejos para que la rivalidad femenina no afecte tu productividad laboral y personal. 

  1. No te dejes intimidar
  2. No pagues con el mismo veneno
  3. Ignora, Ignora, Ignora
  4. Enfócate en ti
  5. Supera tus propias expectativas

Activista de los animales, especialmente los perritos. Después del trabajo me puedes encontrar en el shopping o viendo Netflix.

Comments (2)

  • Angeliss

    Excelente!!! Muy buenos consejos! 😁

    reply
  • Gisele

    Me encanto!!!!

    reply

Post a Comment