Dorado
13 Dec, Thursday
84° F
TOP

Aprende a seleccionar tu calzado deportivo

Pensaríamos que comprar zapatos es tan fácil como escoger el más que no guste. Aunque no está lejos de la realidad hay muchas cosas más que debemos tomar en consideración.

No todos los zapatos están diseñados para la misma persona o para la misma función. Existen zapatillas o tenis para correr, caminar, entrenamiento estabilizado, trotar, entre muchas otras, y esto es solo una parte de las cosas que debemos pensar a la hora de comprar nuestro zapato nuevo. Muchas veces lo pasamos por alto, ya sea por desconocimiento o simplemente por empeñarnos en cierto modelo. La realidad es que esto puede traer consecuencia a largo corto y largo plazo ya sea durante tu rutina de ejercicios o simplemente en tu diario. En cuanto a las sandalias, el desconocimiento nos puede llevar a utilizar tamaños completamente erróneas.

Pero ¿cómo podemos seleccionar nuestros zapatos correctamente? Es tan sencillo como saber para qué los quieres y para que los estarás usando, a esto le llamamos modelos.

Para los tenis hay varios modelos que se catalogan como “training”, “running”, “walking”, etc. Todos estos modelos tienen una suela diferente por lo que su estabilidad no es la misma. Esto quiere decir que si vas entrenar ya sea el gimnasio o al aire libre, debes utilizar tenis para entrenamiento (“training”) y si luego vas a correr es importante que te los cambies por unos con este propósito. 

Pero ¿cuál es la diferencia? 

Los tenis para entrenar son diseñados para soportar movimientos multidireccionales, especialmente el movimiento lateral (de lado a lado). La suela de un zapato de entrenamiento es más plana, lo que lo hace más flexible para permitir una amplia gama de movimientos. Este es el tipo de tenis o zapatillas que debes utilizar en el gimnasio.

 

En cambio, las zapatillas para correr están para tener un mayor soporte y amortiguación. Además de proteger el impacto del talón y brindarle estabilidad durante el movimiento. 

 

 

De igual forma, si solo vas a utilizarlos para caminar y vacacionar es recomendable unos diseñados para esto, como los “walking”. Si haces deportes como baloncesto, pelota o ejercicios como Crossfit, ya estos tienen otro tipo de zapatilla.

 

 

Los zapatos también se dividen por el ancho del pie y se catalogan como: N (narrow/estrecho), M (mediano) o R (regular), W (wide/ancho).

Usualmente hacemos uso de este modelo cuando tenemos el piel ancho. ¿No les ha pasado que cómo tienen el pies grueso tienen a comprar zapatos de tallas más grandes para que les entre cómodamente? Aunque es una solución luego la sandalia o el tacón tiene demasiado espacio en la parte del frente. ¡Esto no es necesario! Para este caso tienes que buscar los modelos W, esto significa “Wide” (ancho). Al utilizar zapatos W podrás adquirir tu talla correcta, cómodos y no lucirás zapatos grandes.

 

 

Otra cosa que debemos tomar en consideración es el empeine y el pie plano. Hay personas que cuentan con un empeine muy alto a diferencia de otras que tienen el pie demasiado plano. Ambas causan mucha molestia, sobre todo al estar de pie.

Pero ¿por qué es tan importante seleccionar tus zapatos correctamente? Esto te ayudará a evitar lesiones, que el zapato te quede cómodo y que luzca bien según tus proporciones. No todos los tenis, sandalias o tacones por más bonitos que se vean son los apropiados para nosotros. O quizás lo son, simplemente debemos tener conocimiento de nuestro tipo de pie y solicitar asistencia al vendedor para que te brinde el modelo apropiado según tu necesidad.

 

Activista de los animales, especialmente los perritos. Después del trabajo me puedes encontrar en el shopping o viendo Netflix.

Post a Comment