Dorado
21 May, Tuesday
79° F
TOP

7 lecciones de vida que aprendí de las mujeres de mi familia

Durante esta semana conmemoramos el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, y a pesar de que deberíamos celebrarlo los 365 días del año, aprovecharé este motivo para dejarles por aquí 7 lecciones de vida de las mejores: las mujeres de mi familia. No importa si apenas tengo el tiempo de compartir con ellas, sus consejos han sido una parta esencial de mi vida, y son esos mismos los que me han ayudado a salir de situaciones difíciles o mejorar mi estado de ánimo.

1.TODO tiene solución

Suena cliché, pero es algo que desde pequeña he escuchado por parte de mi madre y mi abuela. A veces dejamos que los problemas nos pongan un venda en los ojos y podemos hasta llegar a creer que no hay ningún tipo de salida de donde estamos, pero al final todo tiene solución, y si no la tiene, entonces deja de ser un problema. Olvídate de él y sigue adelante.

2. Nunca renuncies a ti misma para ser de otra persona

Sean familiares, amigos o pareja, tu debes mantenerte como una prioridad. No tienes que dejar de hacer las cosas que te gustan por siempre complacer a la otra persona, porque a quien tendrás contigo es a ti misma pase lo que pase, no puedes dejar todo de ti para entregarle tu vida a otra persona. Pueden compartir gustos y demás, no puedes dejar todo de ti para pero recuerda mantener tu esencia y quien eres.

3. No existe cierta cosa como morir de amor

Podemos tener un heartbreaky deducir automáticamente que eso nos lleva a dejar de arreglarnos, no cuidarnos o sentarnos a ver dos series de Netflix completas en una semana comiendo mantecado y todo lo que puedas imaginar. Y pensarás que estarás toda la vida sintiéndote así, pero eventualmente you’ll move on. Todo estará bien y pronto regresará a la normalidad. 

4. Aprende a decir “no”

Cuando te sientas incómoda, cuando veas algo que no te gusta o simplemente if you don’t feel like it, aprende que negarte no es un delito. Es una decisión personal y que todos deberían respetar, like it or not. Tómalo como un hábito a practicar y te darás cuenta que luego de un tiempo no será tan difícil decirlo.

5. Disfruta cada momento, que los años pasan volando

Siempre de pequeña escuché como me decían “ojalá te quedaras así”, “no crezcas más”, y muchas otras. Y es que con el tiempo entendí que el tiempo pasaba volando y si no lo disfrutas ahora, posiblemente dentro de unos años te arrepientas de lo que pudiste haber hecho, pero no hiciste por miedo al que dirán o a que podías esperar el momento oportuno para hacerlo. 

6. Siempre habla con la verdad

No importa que tan difícil puedan ser las cosas, siempre será mejor que la gente conozca la verdad de ti y no enterarse por medio de una tercera persona, incluso cuando no tuvo nada que ver en la situación. Cuando pasaba algo que me involucraba, las primeras palabras de mi abuela eran “háblame con la verdad y yo veo como te puedo ayudar”, y sabrán que siempre funcionaba. Es difícil, porque a veces cuesta reconocerle a tu familia ciertas cosas, pero siempre estarán ahí para darlo todo contigo.

7. No te vayas a la cama con rencor

Una de las peores cosas que puedes hacer antes de irte a dormir es haber discutido con una persona y ni siquiera mostrar un ambiente de paz entre ustedes. Nunca lo hagas, puede sonar cruel pero no sabes si no volverás a ver a esa persona. Al menos déjale saber que fue en un momento de enojo y que hablaran las cosas, o por lo menos perdónate a ti mismo por lo que haya sucedido. Todo es posible. 

Gracias a esas 7 lecciones de vida es que me he topado con situaciones que se vuelven hasta más fáciles de manejar porque tengo en mente esas palabras enseñadas por ellas. Debemos celebrarlas todo el año, porque siempre serán las mujeres más importantes de nuestra vida. Si no lo has hecho, ve a donde tu madre, tu abuela, tu hermana, quien sea importante para ti y recuérdale lo mucho que la quieres. A veces un buen abrazo y un “te quiero” le hacen el día a cualquiera. 

Post a Comment